Descubre el método del sí o no en las cartas españolas

lectura de cartas con la baraja española

En la actualidad, la tirada de cartas con la baraja española se ha convertido en uno de los métodos de adivinación fundamentales para todo tarotista. Sin embargo, presenta ciertos inconvenientes, puesto que requiere de un cierto conocimiento avanzado por parte del profesional del tarot. Esto se debe principalmente a que suele utilizarse como un juego, más que como una herramienta diseñada específicamente para la interpretación de las cartas.

El caso de la baraja española es especialmente particular y tiene bastante complejidad. Si lo comparamos con otro tipo de mazos, que suelen resultar más proclives a la interpretación, esto no sucede con la baraja española. La complejidad de este mazo tiene mucho que ver con los distintos palos y figuras que la componen. No obstante, permite el descubrimiento de infinidad de preguntas por parte de la persona que realiza la consulta, por ejemplo, referentes a la economía, el amor o la salud.

lectura de cartas con la baraja española

Pese a la dificultad que suscita la lectura de las cartas españolas, no deja de ser un método adivinatorio de gran precisión. Además, es frecuente que se utilice para obtener respuestas a preguntas que suponen inquietudes enormes para la persona consultante.

Te puede interesar: La ruleta del sí o no

Índice de contenidos del artículo

    ¿Cómo hacer una tirada de sí o no?

    Si quieres realizar una tirada utilizando la baraja española para conseguir un sí o un no, primero baraja las cartas. Baraja correctamente las 40 cartas, pero no olvides hacerlo pensando en esa pregunta que te inquieta. Continúa extrayendo las 21 primeras cartas, pero hazlo sin cortar la baraja. En el caso que aparezca un As de oros, la respuesta a tu pregunta será un sí. Sin embargo, cuando ese mismo As de oros esté acompañado de un As de espadas, esta misma respuesta será un sí rotundo.

    Por el contrario, cuando en tu tirada de cartas no aparezca un As de oros, la respuesta será un no.

    ¿De qué manera se deberían leer las cartas españolas?

    Ahora te vamos a explicar los pasos a seguir en tu lectura de las cartas españolas. Presta atención porque seguramente en las siguientes líneas encuentres las respuestas que buscas a tus preguntas.

    La lectura de los palos

    Nuestra recomendación es que empieces con los palos. Básicamente podemos encontrarnos cuatro tipos de palos, que son las siguientes:

    • Los bastos.
    • Las copas.
    • Las espadas.
    • Los oros.

    En el caso de los bastos suelen ser utilizados para dar respuesta a nuestras preguntas sobre las posibilidades vitales. Estos suelen reflejar los diferentes obstáculos que encontramos a lo largo de nuestra vida. Pese a este tipo de impedimentos, la aparición de un obstáculo en una lectura de cartas, también puede ser interpretada como una opción de mejora.

    Normalmente, la interpretación de las copas está vinculada a nuestras emociones. Algunas de ellas son tan clásicas como el afecto, que sentimos por nuestros seres queridos, pasando por otras emociones como la amistad o el propio amor. Suele ser realmente útil para obtener respuestas sobre nuestras relaciones de pareja y otras preguntas similares.

    Las espadas se corresponden con los diferentes tipos de problemas que sufrimos. A lo largo de nuestra vida las personas estamos sujetas a numerosos tipos de conflictos. Hay algunos tipos de estos conflictos que surgen como consecuencia de palabras o discusiones. Lo cierto es que este palo, debe interpretarse con cautela, analizando en su conjunto el contexto y sus cartas acompañantes. De este modo evitaremos errores en nuestra lectura de cartas.

    Por último, deberíamos prestar atención a los oros. Este palo, es decir, el de los oros, suele reflejar nuestros éxitos. Por lo tanto, estará estrechamente vinculado con todo lo referente a lo material y aspectos económicos de nuestra vida.

    La lectura de las figuras

    Si empezamos con los bastos, uno de las más importantes de todos ellos es el As de bastos. Lo más habitual es que esta carta simboliza el origen de algo verdaderamente importante para nuestra vida.

    La Sota de bastos, es aquella carta relacionada con la sencillez. A menudo está relacionada con personas que valoran especialmente el esfuerzo y son muy trabajadoras. Estas personas han recibido habitualmente una educación donde se ha puesto en valor específicamente la constancia y el trabajo.

    La carta del Caballero de bastos suele estar relacionada con cambios en nuestra vida. Si, por ejemplo, tienes dudas sobre tu trabajo y estás buscando otros destinos, este sería un posible ejemplo práctico de lectura.

    No deberíamos obviar la importancia del Rey de bastos, puesto que esta carta, hace referencia a personas muy constantes en sus metas.

    La carta que representa el As de copas, viene a simbolizar aquellas personas serenas en sus emociones.

    La Sota de bastos, es un claro ejemplo de todas aquellas personas que comprenden al mundo bajo una perspectiva idealista.

    El Caballero de copas, hace referencia a personas que son bastante volubles en el terreno afectivo.

    El Rey de copas simboliza a personas dependientes afectivamente, que demuestran mucho cariño y suelen tener un gran corazón.

    Sin duda alguna, el As de espadas es una de las cartas con la que tendríamos que tener especialmente cuidado. Suele simbolizar la llegada de nuestra vida de personas que nos suponen un obstáculo en nuestros objetivos.

    La Sota de espadas nos suele avisar de la aparición en nuestra vida, de todas aquellas personas que pueden no tener buenas intenciones. Debemos tener cuidado con las personas, ya que suelen llevarnos a errores.

    El Caballero de espadas supone un gran dilema vital, porque refleja cambios en nuestra vida, que no están exentos de importantes dificultades.

    El Rey de Espadas se suele interpretar como un ápice extra de energía y un gran sentido de la moral.

    El As de oros es un claro reflejo de la consecución del éxito para nosotros.

    La Sota de oros hace alusión a personas superficiales y tremendamente vanidosas. No obstante, estas características suelen estar unidas a la de la propia inteligencia.

    El Caballo de oros supone un nuevo comienzo ante situaciones derivadas de circunstancias económicas.

    En último lugar, el Rey de oros, está estrechamente relacionado con aquellas personas con gran sentido del trabajo, pero algo egocéntricas también.

    Si te ha gustado nuestro artículo sobre la tirada de cartas con la baraja española, no te pierdas otras publicaciones de nuestro blog.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir